Cómo llevar unas Crocs de forma sutil y elegante

Crocs estilo, lucir crocs, zapatos crocs

Hablar de Crocs es tan arriesgado como abrir la mitológica caja de Pandora. Se corre el riesgo de toparse con un detractora guerrillera a la que le horroricen y consiga convencerte de que son imposibles de llevar con estilo y elegancia. En cuestión de tendencias (como todo en esta vida) siempre es mejor relativizar y tirar de lógica. Si una prenda lleva años vendiéndose en todo el mundo es porque puede llevarse perfectamente. Con más o menos maña, pero puede llevarse.

Antes de tachar una prenda (la que sea) de imponible es mejor hacer una búsqueda exhaustiva de estilismos y luego una criba en forma de manual de uso. Después, hacer balance. Y, por último, si uno se ve con criterio suficiente, establecer juicios.

Veamos a ver cómo se pueden llevar bien las polémicas Crocs, y qué ejercicios estéticos es mejor evitar.

Estilismos con clase

Cuando las combinas con prendas de todas las marcas que están de moda ahora mismo como Balenciaga o MSGM tienes pocas probabilidades de fallar. Un ejemplo son el modelo que ha lanzado Balenciaga, el cual se agotó antes de ponerse a la vendas en las tiendas. Por ejemplo, con vaqueros rectos, camiseta blanca y americana sería imposible no dar en la diana.

Una idea muy buena que queda con clase, son las Crocs blancas con unos vaqueros rotos. Sin estridencias ni complicaciones, la ecuación de este look es fetén.

Estilismos a evitar

La mala fama de este calzado, viene de estilismos armados con ropa de vestir elegante y acabados con estos zapatos no demasiado adecuados para la ocasión. Hablamos de esos looks complicados que podrían hacer que alguien te confundiera con un turista nórdico.

Y si quieres ir cómoda y con pantalones cortos, mejor optar por unas zapatillas deportivas. Si quieres ir mona, cálzate unas sandalias.

Como veis nada es imposible. Ni siquiera torear elegantemente unas Crocs.

Os dejo el enlace a la página de Balenciaga por si os animáis a dar el paso con sus modelos.