Siente el poder del rojo este otoño

Todos los colores transmiten  sensaciones según su calidez e  intensidad. Los colores también crean ideas, y pueden sabotear o  mejor tu apariencia según como, cuando y cuales utilices. El rojo es el color que más destaca y embellece por defecto… ¡así que sigue leyendo porque este otoño puede ser tu color! Descubre su significado, las sensaciones que trasmitirás si lo usas en tu vestuario, y  que tonalidad de este color elevará tu imagen al siguiente nivel.

El rojo y sus sensaciones

A nivel sociocultural, en occidente, el color rojo transmite la idea de pasión, valor, poder y triunfo. Este color es la tonalidad del amor y el erotismo, pero también del éxito y la fuerza. Es un color cálido y llamativo que crea la sensación de cercanía.  Si te vistes de rojo no pasarás desapercibido y te será mas fácil relacionarte. Esta tonalidad hará que te veas energético, accesible, atrayente y con seguridad en ti mismo. Es un color que te estimulará tanto a ti como a los que te rodean.

Momentos clave para vestirte de rojo

El color del fuego es perfecto para la seducción, tanto a nivel romántico como profesional. Al ser una tonalidad que atrae las miradas , será perfecto para tu vestuario si tienes una presentación o una reunión donde quieres que te escuchen atentamente. Si quieres verte más sensual, atractivo y deseable en una cita, desde luego esta cálida tonalidad es tu mejor opción. El color rojo transmite energía y poder, por lo tanto es perfecto para vestir en ocasiones donde quieres ser considerad@ un líder.

¿Cual es tu rojo ideal?

Todos los colores tienen casi infinitas tonalidades que varían entre ellas por su intensidad, brillo y calidez. Tú también tienes diferentes tonalidades en tu físico, y por lo tanto te verás más atractivo con los colores que las complementen . Un rojo anaranjado te complementará si eres de una tonalidad cálida, con una piel beige o color melocotón.  Sin embrago si tienes unas características físicas frías e intensas, una piel mas bien rosada, un rojo pasión o granate es tu perfecta elección. Si  deseas saber más a fondo sobre cuales son los colores que te harán brillar esta temporada, un asesor de imagen te podrá ayudar a descubrirlo.

¡Disfruta del otoño y diviértete con sus colores y sus nuevas tendencias!

 

Elige las telas que destacan lo mejor de ti

Una imagen impecable causante de cumplidos, admiración y respeto, es el resultado de una elección meticulosa de varios elementos. Si quieres proyectar una imagen perfecta, es importante aprender a utilizar a tu favor los elementos que la componen. Hay múltiples detalles a tener en cuenta para conseguir la imagen que te elevará hacia tu máximo potencial. Uno de estos detalles es saber seleccionar las telas que  destacan tu belleza natural.

El brillo

Las telas con brillos complementan a las personas que tienen brillos en su apariencia física. Las telas mate armonizan con las personas de complexión mate. Por ejemplo si tienes el pelo y/o piel con un matiz brillante una chaqueta de cuero te resaltará. Por otro lado si tu piel y/o cabello son mate una cazadora de ante te hará destacar más. También podrías ser una combinación, en este caso las telas con un balance entre brillos y mate sería una buena opción. Si eres una combinación también puedes mezclar prendas sin brillo con otras de brillo para acentuar.

La textura

Si tienes el pelo rizado, pecas o barba, te complementarán las telas con texturas, un ejemplo sería el punto o el tweet. Si tienes acné o bastantes líneas de expresión y quieres disimularlo, las prendas con texturas son la mejor opción. Por otro lado las telas lisas, como el raso, son muy favorecedoras si tu complexión es lisa y suave.

El grosor

Dependiendo de si tu complexión ósea es fina, media o gruesa te favorecerán las telas de un grosor u otro. Es importante complementar tu estructura ósea con la tela de la misma dimensión para lograr un efecto armonioso, y no disparatado. Si tu estructura ósea es fina y utilizas una tela gruesa tu complexión se verá extremadamente fina. Por lo contrario si usas telas finas y tienes una complexión ósea gruesa te verás extremadamente corpulento.

La caída

Si tu cuerpo tiene redondeces, como por ejemplo en las caderas, una tela con caída se adaptará a tu figura de una forma natural y bella. Si tienes un cuerpo con curvas las telas rígidas sabotearán tu imagen, sin embargo te favorecerán si tienes un cuerpo angular.

El estampado

Los estampados pueden potenciar los atributos físicos, causar ilusiones ópticas, complementar nuestra personalidad y crear ideas entre otras. Para fijar la atención en alguna zona de tu cuerpo usa una prenda con estampados más llamativos sobre ella. Para causar un efecto más estilizado las líneas verticales serán tus aliadas. Si tienes una personalidad romántica los estampados con flores son ideales para tu vestuario. Por otro lado si quieres transmitir una idea rústica los cuadros escoceses son buena opción, pero si quieres proyectar autoridad la rayas diplomáticas serán mejor elección.

La clave para conseguir la imagen perfecta para tu estilo de vida, cuerpo y personalidad, es la armonía. Explora tus máximas posibilidades para dejar atrás las limitaciones y lograr el éxito que te mereces.

¿Qué es la moda?

Hablamos de moda continuamente, cada cambio de estación esperamos las nuevas tendencias y prestamos atención a aquello que marcará la diferencia pero… ¿realmente sabemos qué es la moda?

Hoy voy a mostraros brevemente su significado y todo lo que tiene que ver con ella.

La moda se trata de una tendencia adoptada por una gran parte de la sociedad, generalmente asociada a la vestimenta. Desde mi punto de vista, es más que eso, es un arte recreado cada día por nosotros y el cual nos permite mostrar parte de nuestra personalidad, gustos e intenciones.

La historia de la moda se remonta a la prehistoria, momento en el que el ser humano se puso por primera vez una prenda de vestir por necesidad.

Desde aquel entonces ha ido evolucionando sobre la base de parámetros funcionales y estilísticos y ha adoptando un carácter estético.

Existen numerosas curiosidades sobre la moda

Estas abordan desde la forma en la que se exhibía la ropa, pasando por las locuras que hacían tanto hombres y mujeres para encajar según las normas sociales de las distintas épocas.
Algunas de ellas son:
  • En la antigüedad, al no existir ni modelos ni pasarelas, los diseñadores mostraban sus prendas en pequeñas muñecas.
  • Una prenda es considerada como vintage si data entre las fechas 1920 a 1960. Después de esta fecha, es considerado retro.
  • Hoy en día somos libres de utilizar el color que más nos guste para vestir, pero en la antigüedad, los colores se utilizaban según el estatus social al que pertenecías.
  • Los hombres fueron los primeros en utilizar joyería y tacones.
  • Los jeans fueron fabricados en sus inicios para ser el uniforme de trabajadores mineros.
  • La ropa blanca dura muchísimo menos que las prendas de color.
  • A mediados de los años cincuenta, la industria de la moda sufrió un cambio radical en el modo de consumo. La alta costura comienzó a decaer debido al elevado coste de los productos y a la reducción de la clase adinerada. Las firmas de moda se adaptaron a las nuevas exigencias haciendo más hincapié en sus colecciones prêt-à-porter. Además, empiezaron a comercializar perfumes y maquillaje.
  • En el renacimiento, muchas mujeres seguían la costumbre de depilarse las cejas totalmente.
  • El Rey Luis XVI de Francia decretó que las personas debían cambiar de vestuario cada año.
  • Las cuatro ciudades principales de la Fashion Week son conocidas por concentrarse en diferentes estilos: París para Haute Couture, Milán para lo estético y un poco exagerado, Londres para colecciones avant-garde y Nueva York para el look sport.

Pierde el miedo y atrévete

La moda no tiene la misma importancia para todos pero, ¿a quién no le gusta renovar su armario de vez en cuando para estar un poco más a la última con nuevas prendas?

Cecil Beaton

Como bien decía Cecil Beaton (diseñador, fotógrafo y escenógrafo): “La moda es el arte de ser atrevido, diferente, poco práctico, ser lo que sea que haga valer la integridad de propósito y visión imaginativa en contra de los que van por lo seguro, las criaturas de los lugares comunes, los esclavos de lo ordinario”.

La moda es atreverse a hacer aquello que otras personas por el miedo del qué dirán, no hacen.

Así que, la moda será lo que tú quieras que sea. Al fin y al cabo, eres tú el que se tiene que sentir cómodo consigo mismo.

Marca la diferencia con tu estilo

La moda declara las tendencias cada temporada, pero tenemos que encargarnos de definir nuestro estilo personal y elegir las tendencias que expresan nuestra personalidad y forma de vida. Un estilo que refleje quiénes somos transmitirá credibilidad y honestidad. Sentirnos identificados con él aumentará la seguridad en nosotros mismos.

Somos únicos y aunque hay pequeñas diferencias que a veces nos acomplejen, en realidad saber qué es lo que nos separa de los demás es una ventaja. Ser únicos puede ser la clave para lograr el éxito, ¡saquémosle partido!

            Natural Creativo

Personalidad y estilo

Las prioridades de una persona pueden ser similares a la de otra, pero nunca son totalmente iguales. Según nuestros gustos y preferencias podríamos dividir los estilos en varias categorías como clásico, romántico, vanguardista, aristócrata, natural o creativo. Pongamos un ejemplo para hacernos una idea más clara, el vanguardista da prioridad a las últimas tendencias al elegir su vestuario, mientras que el natural antepone la comodidad.

        

Por lo general somos una mezcla entre varios estilos, pero siempre destacando dos de ellos. Mayormente tendremos un estilo primario y otro secundario, pudiendo ser un vanguardista/creativo, un romántico/clásico o un aristócrata/natural, entre otras posibilidades.

  

Definiendo nuestro estilo

En una sociedad cada vez más competitiva, marcar la diferencia se ha convertido en un objetivo esencial.

Tener un estilo personal definido, puede ser un componente clave para conseguir la tan deseada originalidad. Es imprescindible saber quiénes somos y qué queremos, y para ello es recomendable hacer un collage de ideas.

Es importante tener en cuenta todo aquello con lo que nos sentimos identificados, para así conseguir un resultado sobresaliente. Pensemos en las actividades, decoraciones, lugares y demás que definan nuestra persona y nos hagan sentir bien. Junto con este mapa y las prendas que armonicen con nuestros ideales, iremos definiendo nuestro estilo personal.

Tengamos en cuenta que nuestra apariencia personal ideal siempre será aquella que nos hace sentir cómodos, atractivos y saca lo mejor de nosotros, no solo físicamente sino también espiritual e intelectualmente.

      

Recordemos que al igual que nuestros objetivos y prioridades pueden cambiar con el tiempo, el estilo también lo hace. Un análisis personal y de vestuario cada cierto tiempo es recomendable. Disfruta del proceso y celebra los resultados, porque no solo mejorarás tu estilo, sino que también aprenderás a conocerte mejor.

 

 

Personalidades: Diana Vreeland

Vida de Diana Vreeland

El post de hoy lo quiero dedicar a Diana Vreeland, reputada editora de moda a la que cualquier amante de la moda y el estilismo debería conocer.

Nació en París en el año 1903, de madre americana y padre británico, pero con el estallido de la Primera Guerra Mundial se trasladó junto a su familia a Nueva York, donde empezó a estudiar danza. Diez años después de su llegada a la gran manzana se casó con el banquero Thomas Reed Vreeland con el que tuvo dos hijos y una relación que duraría hasta la muerte de él.

Un estilo personal

Vreeland se inició en el mundo de la moda abriendo un negocio de lencería que contaría con clientas muy exclusivas. En aquellos años empezó a conocer al mundo de la moda y a personas importantísimas de la industria como Coco Chanel.

Fue su estilo personal lo que la catapultó para formar parte de una de las grandes revistas de moda como es Harper’s Bazaar, ya que en una fiesta Carmel Show, editora de la revista se fijó en ella y su traje blanco de Chanel y la contrató como columnista de la revista, donde trabajaría desde el 1936 hasta el 1962, año en que p

asó a formar parte del equipo de Vogue.

Por aquel entonces, Vogue era una revista importante, pero Diana le dio el empuje y el prestigio que necesitaba para convertirse en el referente de moda que es y sigue siendo a día de hoy. En los años 70 dejó la revista debido a sus excentricidades y gastos desmesurados.  Como por ejemplo exigir pisos enteros en los hoteles más caros de París para ver las colecciones, disponer de chófer propio o no escatimar en gastos para las producciones de moda de la revista que casi la llevaron a la ruina.

Tenía las ideas muy claras sobre aquello que quería fotografiar y cómo quería que se hiciera. Para ella, el fotógrafo era una herramienta para expresar el mensaje que quería transmitir. La gesticulación y la actitud eran tan importantes como la impronta de un carácter propio con el que transmitía su gran imaginación.

Su valor reside en que sus trabajos marcaron una auténtica revolución editorial que traspasó los límites de la moda e invadió otros ámbitos como el artístico.

Parafraseando a Avedon, fotógrafo de gran prestigio con el que trabajó Diana: “Diana vivió consagrada a la imaginación, regida por la disciplina. Además, creó una nueva profesión desde cero. Se inventó la edición de moda. Antes de ella, eran señoritas de bien quienes se encargaban de elegir tocados para otras señoritas de bien”.

Para Vreeland la moda iba más allá de simples retratos, era viajar a lugares exóticos para contar una historia a través de la ropa, contar con fotografías de apoyo originales, descubrir nuevos talentos como Lauren Bacall y, lo más esencial, ser única y tener estilo propio.

Documental

Si después de leer este humilde post sobre la personalidad tan arrolladora de Diana Vreeland os interesa conocer más acerca de esta magnífica mujer os recomiendo el documental The Eye has to travel donde se repasa gran parte de su carrera.

Os dejo el trailer como una primera aproximación al documental.