Mi nombre es Clara Zambrana y me dedico profesionalmente al Interiorismo. Hace ya 5 años que acabé la carrera de Diseño de Interiores en Barcelona y al día siguiente de entregar mi Proyecto final ya estaba de vuelta en Mallorca para empezar a trabajar en un estudio de interiorismo, aquí en la isla.
 
Mis tres primeros años trabajando mano a mano con una gran profesional del diseño de interiores me dieron el empuje y la experiencia necesaria como para sentirme segura y montar mi propia empresa. Ahora, hace ya dos años que trabajo por mi cuenta en todo tipo de proyectos: viviendas, locales comerciales, hoteles, apartamentos turísticos, restaurantes…
 
Me apasiona mi trabajo y, aunque muchas veces la presión y la cuota de autónoma (¿por qué no decirlo?) parecen acabar con mis fuerzas, la satisfacción de ver un proyecto propio terminado y saber que el cliente disfruta con el resultado final, es el subidón de energía que me hace seguir adelante.
 
Así que ésta soy yo. Luchadora incansable, soñadora empedernida, sencilla e imperfecta.A mis 27 años intento combinar mi trabajo como interiorista por cuenta propia con algunas pocas horas para otros despachos de arquitectura y diseño, con otras tantas horas de ayudante en una farmacia y, ahora, el tiempo que me queda he decidido dedicarlo a escribiros.
 
Con el tiempo sabréis que no soy para nada una “it girl”. Intento ir a la moda pero por delante pongo la comodidad en mi día a día. Aunque no renuncio a verme guapa cada mañana (como todas) soy de las que les gusta disfrutar de arreglarme para las ocasiones que de verdad lo merecen, ya sean eventos o cenas en pareja.
 
Nunca le he dedicado mucho tiempo a salir. Mis amigas son las de toda la vida y soy más de quedar para pasar una tarde de confidencias y risas que una noche de copas y música ensordecedora. De hecho, lo que más odio es llegar a casa tarde y no poder dormir por culpa del zumbido constante en los oídos. ¡Me vuelve loca!
 
No llevo una gran vida, no me doy grandes lujos. Me gusta ser de pueblo costero, sentir que pertenezco al mar y que me cuesta separarme de él. Me gusta el sol en la cara durante horas y el picor de la sal en mi cuerpo después de pasar un día navegando o en la playa. No ceno otra cosa que no sea “pa amb oli” y cuando salgo pido agua o una infusión.
 
Miro las cosas con curiosidad, sin pasarme de lista, porque en esta vida de todo se aprende y hasta aquello más insignificante tiene historia y un por qué. Este es el motivo por el que escribo, porque creo que hay mil cosas que contar y a mí me apetece hacerlo. Desde mi punto de vista, con mis conocimientos en diseño e interiorismo, para aprender un poco más de todo… me comprometo a salir, absorber y filtrar todo lo que pase por delante de mis narices y contarlo después.
 
¡Espero que os guste!
 
 

Mis últimas publicaciones

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar