Marca la diferencia con tu estilo

La moda declara las tendencias cada temporada, pero tenemos que encargarnos de definir nuestro estilo personal y elegir las tendencias que expresan nuestra personalidad y forma de vida. Un estilo que refleje quiénes somos transmitirá credibilidad y honestidad. Sentirnos identificados con él aumentará la seguridad en nosotros mismos.

Somos únicos y aunque hay pequeñas diferencias que a veces nos acomplejen, en realidad saber qué es lo que nos separa de los demás es una ventaja. Ser únicos puede ser la clave para lograr el éxito, ¡saquémosle partido!

            Natural Creativo

Personalidad y estilo

Las prioridades de una persona pueden ser similares a la de otra, pero nunca son totalmente iguales. Según nuestros gustos y preferencias podríamos dividir los estilos en varias categorías, clásico, romántico, vanguardista, aristócrata, natural o creativo. Pongamos un ejemplo para hacernos una idea más clara, el vanguardista da prioridad a las últimas tendencias al elegir su vestuario, mientras que el natural antepone la comodidad.

        

Por lo general somos una mezcla entre varios estilos, pero siempre destacando dos de ellos. Mayormente tendremos un estilo primario y otro secundario, pudiendo ser un vanguardista/creativo, un romántico/clásico o un aristócrata/natural, entre otras posibilidades.

  

Definiendo nuestro estilo

En una sociedad cada vez más competitiva, marcar la diferencia se ha convertido en un objetivo esencial.

Tener un estilo personal definido, puede ser un componente clave para conseguir la tan deseada originalidad. Es imprescindible saber quiénes somos y qué queremos, y para ello es recomendable hacer un collage de ideas.

Es importante tener en cuenta todo aquello con lo que nos sentimos identificados, para así conseguir un resultado sobresaliente. Pensemos en las actividades, decoraciones, lugares y demás que definan nuestra persona y nos hagan sentir bien. Junto con este mapa y las prendas que armonicen con nuestros ideales, iremos definiendo nuestro estilo personal.

Tengamos en cuenta que nuestra apariencia personal ideal siempre será aquella que nos hace sentir cómodos, atractivos y saca lo mejor de nosotros, no solo físicamente sino también espiritual e intelectualmente.

      

Recordemos que al igual que nuestros objetivos y prioridades pueden cambiar con el tiempo, el estilo también lo hace. Un análisis personal y de vestuario cada cierto tiempo es recomendable. Disfruta del proceso y celebra los resultados, porque no solo mejorarás tu estilo, sino que también aprenderás a conocerte mejor.

 

 

Compartir
Leticia Rappe

Asesora de Imagen Integral, especializada en crear estrategias personalizadas, basadas en mi experiencia y conocimientos, para optimizar la apariencia, el comportamiento y la comunicación, a fin de lograr una imagen de éxito.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here