sol
Rocío Peña

Rocío Peña

Sol: preparación, protección y beneficios

Estamos en plena época preveraniega. Para muchos, más que suficiente para empezar a disfrutar del sol y absorber los primeros rayos.

En general son muchos los comentarios que circulan sobre nuestro amigo el astro, pero en realidad, ¿cuánto sabemos de él? ¿debemos prepararnos para su exposición? ¿cuál es la mejor prevención para sus efectos nocivos? ¿qué beneficios nos aporta?

 Radiación solar

A gran escala podemos decir que la radiación solar está dividida en dos grandes grupos. Por un lado la radiación de infrarrojos (IR) que es la encargada de producir el calor. Por otro lado está la radiación ultravioleta (UV), que a su vez se divide en:

  • Rayos UVA: son los responsables del bronceado pero también del envejecimiento de la piel, provocando manchas y arrugas.
  • Rayos UVB: más enérgicos que los rayos UVA, son los causantes de las quemaduras. La mayoría son absorbidos por la capa de ozono.

 Preparación

En nuestra mano está preparar y cuidar nuestro cuerpo tanto por fuera como por dentro. Teniendo en cuenta unas sencillas indicaciones conseguiremos mimar nuestro cuerpo como se merece.

Por fuera

  • Exfoliar la piel cada quince días. Con ello conseguimos eliminar todas las células muertas y un bronceado más uniforme.
  • Hidratar la piel. Aplicar cremas o aceites específicos según tu piel. Al salir de la ducha es una buena opción y si te has realizado una exfoliación es imprescindible. También es muy recomendable tras la exposición solar.
  • Realizar ejercicio físico. Ayuda a la oxigenación celular.

Por dentro

  • Hidratación. Bebe mucha agua y zumos naturales, los resultados son beneficiosos tanto para el organismo como para la piel.

    zanahoria
    Zanahoria, la reina de los betacarotenos
  • Alimentación. Somos lo que comemos así que presta especial atención a los productos que consumes.Los alimentos ricos en betacarotenos son imprescindibles para aumentar la hidratación y elasticidad de la piel. Los betacarotenos favorecen la creación de vitamina A y sus propiedades antioxidantes permiten que la piel pueda broncearse sin peligro.
    Podemos encontrar este compuesto en todos los alimentos de color naranja, amarillo y rojo, siendo la zanahoria la reina por excelencia.

 Protección

Prevenir es mejor que curar. Es importante que todos tomemos consciencia de lo que realmente nos aporta la exposición al sol y de las sencillas medidas que podemos tomar para evitar efectos indeseados.

mallorcaglam
No te olvides del sombrero y las gafas en verano
  • Protección. Evitar las horas centrales del día, usar cremas solares con protección, gafas de sol homologadas, sombreros o gorras. Evitar la exposición si nos acabamos de depilar o de tatuar.
  • Consumo de medicamentos. También hay que prestar atención si estamos tomando medicamentos, ya que la piel y nuestro organismo pueden estar más sensible y en este caso aumentan los efectos secundarios.
  • Cuidado con el uso de joyas, pueden provocar reacciones alérgicas.

Todas son cosas que ya sabemos, desde bien pequeños nuestras madres y los medios de comunicación se han encargado para que así sea. ¿Realmente estamos haciendo caso de esas indicaciones? Cuida tu cuerpo, es tu mayor tesoro.

 Beneficios

El sol tiene unos beneficios espectaculares para el organismo, dichos beneficios se consiguen con exposiciones muy cortas, con menos de treinta minutos diarios espareja más que suficiente.

  • Mejora el estado de ánimo. Con el sol aumentan los niveles de serotonina y con ello disminuye la ansiedad, la depresión y los cambios de humor.
  • Regulación del sueño. La luz solar es la principal reguladora de la melatonina. Esta hormona es la encargada de sincronizar nuestro ritmo de sueño y vigilia.
  • Favorece la vida sexual. El sol aumenta los niveles de testosterona. Esta hormona está atribuida directamente a los hombres pero las mujeres la poseen también en proporciones mucho más pequeñas.
  • Producción corporal de vitamina D. Una exposición de unos quince minutos tres veces por semana son suficientes para producir la vitamina D necesaria para el organismo. Dicha vitamina ayuda al cuerpo a absorber el calcio y otros minerales, fortaleciendo así los huesos.
  • Bronceado. Quizá este sea el resultado más esperado de nuestra exposición.

 

Y tú, ¿cómo tomas el sol? ¿Me lo cuentas?

Comparte este artículo

Rocío Peña

Rocío Peña

Adicta a las redes sociales, multiemprendedora, y aprendiz de una larga lista de cosas. Más sobre mí en mi web.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies